Portada » Blog » Guía de Habilidades de Aprendizaje: Consejos para prepararse para el examen oral

Guía de Habilidades de Aprendizaje: Consejos para prepararse para el examen oral

por Becton Loveless

Si bien el examen oral demuestra su conocimiento y dominio del tema, su objetivo principal es demostrar sus habilidades de presentación, habla y comunicación interpersonal. Los exámenes orales pueden ser formales o informales. Ambos tipos de exámenes orales requieren una escucha atenta y una respuesta directa.

Los exámenes orales formales suelen tener un formato estructurado y siguen una lista de preguntas preparada de antemano. Suelen buscar respuestas concisas y específicas a las preguntas formuladas y pueden ser competitivos.

Los exámenes informales a menudo están menos estructurados que los exámenes formales y le dan al orador la oportunidad de responder preguntas de manera más abierta y por más tiempo. Como los exámenes informales no requieren necesariamente una respuesta específica, las calificaciones también suelen ser más subjetivas. Los exámenes orales informales también brindan a los participantes una mayor oportunidad de demostrar habilidades de presentación y comunicación interpersonal.

Las pruebas y exámenes orales pueden ser intimidantes y requieren preparación. Las siguientes estrategias lo prepararán para su próximo examen oral.

Preparar

Como con cualquier prueba, la preparación es la clave del éxito en el examen oral. Tómese el tiempo para estudiar para el examen oral. Tener un conocimiento profundo del tema en el que se evaluará. Mientras te preparas, practica respondiendo cualquier pregunta que tu maestro pueda ponerte a prueba.

Antes del examen, pregúntele al instructor sobre los conceptos que necesitará comprender y si puede usar ayudas visuales y otros materiales didácticos. También vale la pena preguntar sobre el atuendo apropiado. Si usa ayudas visuales, no confíe demasiado en ellas.

Ser puntual

Nunca llegues tarde a un examen oral. Asegúrese de confirmar la fecha, la hora y el lugar del examen con anticipación. Llegar tarde al examen oral da una mala impresión y puede resultar en un resultado de prueba más bajo.

Da una buena primera impresión.

El examen oral comienza en el momento en que entras por la puerta. Ingrese al aula sonriendo, muestre interés, preste atención a su instructor y preséntese. Asegúrate de lucir y actuar profesional. Vístase apropiadamente para el tipo de examen oral que está tomando y asegúrese de apagar su teléfono móvil.

no olvides escuchar

Los exámenes orales se tratan de hablar, ¿verdad? ¡No! Los exámenes orales tienen que ver con la escucha inteligente y el habla inteligente. Asegúrese de escuchar, prestar atención y concentrarse durante todo el examen. Escuche atentamente las preguntas y siga las instrucciones proporcionadas. Si la pregunta no está clara, pídale al maestro que la explique. Si no sabe la respuesta, dígalo, pero sea directo y cíñase al punto.

no te quedes

Deambular es una de las últimas cosas que quieres hacer en tu examen oral. Si no sabe la respuesta a una pregunta, dígalo y luego describa la metodología que usará para encontrar la respuesta o resolver el problema. Sea directo, manténgase informado, responda preguntas con precisión, pero sea conciso y no chatee.

Además, evite murmurar o hablar en un tono monótono. Tómese su tiempo con la prueba y no cambie el tono de su voz. Practica hablar antes del examen.

La práctica hace la perfección

Practica para el examen creando y respondiendo posibles preguntas. Esto lo preparará para lo que pueda aparecer en el examen y lo ayudará a mejorar sus habilidades para hablar. Lo mejor es practicar con un compañero familiarizado con los términos y conceptos que pueden aparecer en el examen, alumnos que ya hayan realizado el examen o con un tutor. Si está disponible y dispuesto, haga una prueba con su tutor para recibir comentarios.

Usa la tecnología sabiamente

Si va a utilizar un proyector, computadora o dispositivo móvil, asegúrese de que funcione correctamente antes de la prueba. La tecnología puede mejorar mucho la presentación oral, pero también puede volverse destructiva. No utilice la tecnología a menos que mejore su presentación y se exceda. Tu presentación oral debe presentarte a ti, no al nuevo iPad Plus.

Presta atención al lenguaje corporal

Hay un modismo inglés antiguo que dice “una imagen vale más que mil palabras”. Si bien este modismo no es del todo cierto cuando se trata de presentaciones orales, aún es importante darse cuenta de que su apariencia y lenguaje corporal son formas clave de comunicación a las que debe prestar atención si desea aprobar su examen oral. En particular, el lenguaje corporal puede provocar o interrumpir una presentación oral. Su lenguaje corporal debe ser reflexivo, debe irradiar confianza y comunicar que está feliz de estar allí. Su lenguaje corporal es tan fuerte que reforzará su mensaje o lo contradirá. A continuación se presentan algunos de los consejos de lenguaje corporal más importantes.

Actitud

  • No cruce los brazos sobre el pecho ni se encorve. Esto te desconecta de tu audiencia.
  • No junte sus manos detrás de su espalda. Te hace alejarte.
  • No descanses tus manos en tus caderas. Te hace parecer una matrona.
  • No doble las manos delante de la cintura. Te hace ver “bien-bien”.
  • Evite mecerse hacia adelante y hacia atrás o balancearse. Te hace parecer nervioso, ansioso y/o inquieto.
  • No metas las manos en los bolsillos ni las escondas. La gente confía más en ti cuando ve tus manos.
  • No te preocupes por nada. Jugar con llaves, ropa, llaves inglesas o un bolígrafo durante la presentación comunica a la audiencia que estás nervioso.
  • Si usa anteojos, no se los quite todo el tiempo. Antes de realizar la presentación, asegúrese de que las gafas se ajusten perfectamente y estén seguras.
  • Asegúrese de estar limpio y mantenido. Si tienes el pelo largo, asegúrate de que no te cubra la cara ni los ojos.
  • No mires el reloj. Si hay un reloj en la habitación, puede mirarlo para controlar la hora. Alternativamente, puede quitar el reloj y colocarlo en un atril o mesa.
  • No tumbe los dedos. Te distrae y te hace saber que estás molesto.
  • Evite distraerse de la audiencia o del maestro cuando hable. Si desea escribir algo en un rotafolio o pizarra, termine de escribir y luego dé la vuelta para hablar. Hablar de espaldas a la audiencia no permite que tu voz vaya en la dirección correcta.

Caminando

Puedes dar un pequeño paseo durante la presentación. De hecho, caminar de forma controlada puede hacer que una presentación sea más atractiva. Permanecer en un lugar te hará lucir rígido o nervioso. Caminar requiere que la audiencia te preste atención y los mantenga interesados ​​en lo que dices. Sin embargo, no camine. El ritmo solo distrae.

Usa un podio (o escritorio)

Recuerda que siempre quieres que tus manos estén visibles durante tu presentación. Usar el atril puede ser problemático si te cubres las manos. Le recomendamos que siga el ejemplo de los ex presidentes y primeros ministros. Durante la presentación, sostenga los lados del atril sin apretar para que sus manos sean visibles. Si no necesita notas o un micrófono, puede alejarse del atril. Esto asegurará una presentación más relajada y cómoda.

El objetivo principal es evitar hacer cualquier cosa con su cuerpo que distraiga a su audiencia de lo que está diciendo. Recuerda que si te sientes incómodo, quienes te escuchen se sentirán incómodos.

Dado que el lenguaje corporal es una parte importante de hablar en público, prepárate para el examen practicando frente a un espejo. También es una buena idea grabar un audio para evaluar su discurso.

gracias a tu instructor

Su examen oral no termina hasta que termina. Parte de este final es tomarse un momento para agradecer al maestro o al público.

Da los pasos correctos

Después de completar el examen oral, siéntese y tómese un momento para verificar sus resultados. ¿Qué has hecho bien? ¿Qué hiciste mal? ¿Cómo podrías hacerlo mejor la próxima vez? Si tiene algún problema con el material presentado, las preguntas o la evaluación, hable con su maestro, pero no confronte ni cuestione su opinión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *